Notas

Llega el ojo biónico a la Argentina

Está indicado para los casos de retinosis pigmentaria y, luego de una cirugía y un proceso de rehabilitación, los pacientes recuperan la visión.

Luego de más de 30 años de desarrollo, en 2006 se colocó el primer dispositivo conocido como ojo biónico que, a mitad de año, podrá conseguirse en nuestro país.

Desde esos inicios, el Argus II Retinal Prothesis System fue implantado en casi 200 personas en todo el mundo y, muy pronto, será una realidad para los pacientes argentinos que sufren retinosis pigmentaria, patología congénita que afecta a unas 200.000 personas en todo el mundo. Por un defecto en uno de sus genes, los elementos de la visión encargados de captar la luz y transmitir esta señal al cerebro dejan de funcionar progresivamente, afectando primero a la visión periférica hasta causar la ceguera parcial o completa.

Este sofisticado dispositivo se coloca por medio de cirugía que consta de dos etapas: una para fijar la parte periocular del dispositivo y, en segundo lugar, una vitrectomía, en donde se deja implantado el chip con los sensores a nivel retinal.

preview

¿Cómo funciona? El sistema funciona convirtiendo imágenes de video capturadas por una cámara diminuta (colocada en unos anteojos que deben usar los pacientes) en impulsos eléctricos que luego son transmitidas a un chip con 60 electrodos colocado quirúrgicamente en la superficie de la retina. Estos electrodos transmiten los impulsos eléctricos a las células retinianas generando un estímulo que es transmitido al cerebro formando la imagen. Los pacientes, luego de ser implantados, deben ser rehabilitados para aprender a interpretar estos patrones visuales.

Según explica el Dr. Gustavo Casanova, oftalmólogo de la Clínica Privada de Ojos Mar del Plata y especialista en patologías vitreorretinales, “la visión que recupera el paciente es en blanco y negro. Por medio de contrastes, puede distinguir elementos como una puerta, una persona delante ó un bulto, pero no detalles finos como reconocer a alguien por sus facciones. Para una persona ciega recuperar eso, es muchísimo”.

Glasses-+-VPU-HR-(1)

Consultado respecto de los pacientes candidatos a recibir este tipo de dispositivo, el profesional aseguró que “con esta tecnología disponible en nuestro país, una vez que se difunda, mucha gente, que antes estaba desanimada y ya no concurría al médico, seguramente va a consultar”.

Aprobado por la Comunidad Europea y por la Food and Drug Administration de los Estados Unidos (FDA), y en relación a lo que se viene luego de este desarrollo revolucionario, el Dr. Casanova aclaró que su aplicación es para los para casos de retinitis pigmentaria (degeneración retiniana de epitelio pigmentario y fotorreceptores) con pérdida de visión de bultos o de la luz. Sin embargo, adelantó, “actualmente se están realizando implantes en otras patologías, pero todavía no hay resultados ya que están en pleno proceso de estudio”.

En lo personal, el especialista manifestó su “gran satisfacción de poder ofrecer un adelanto científico a gente que estaba desanimada por la falta de alguna solución y/o mejoría de su patología”.

Deja un comentario