Notas

Tarjetas de crédito ¿sí o no?*

Tarjetas de crédito ¿sí o no?

Tarjetas de crédito ¿sí o no?

Muchas personas escapan a tener tarjeta de crédito porque no quieren endeudarse. He oído a mujeres que dicen “cortarlas” porque no tienen conducta y temen gastar compulsivamente y no poder pagar.  En esta nota vamos a analizar si son convenientes y para quiénes las tarjetas de crédito. En primer lugar, si sentís que sos un peligro yo te aconsejo que no tengas tarjeta de crédito, ya que va a ser como un arma en tus manos y podés salir perjudicada al no saber usarla.

¿Para qué sirve una tarjeta? Para diferir el pago de una compra y también financiarlo.

No conviene usar una tarjeta de crédito para todo. Además, es muy importante tener un panorama bien claro de nuestras deudas e ingresos.

Las tarjetas son muy útiles para:

  • Comprar electrodomésticos caros: un aire acondicionado, una heladera, un lavarropa… Generalmente cuando estos artefactos se rompen, no podemos prescindir de ellos y una tarjeta nos salva, ya que nos brinda la posibilidad de poder financiar la compra a medida de nuestras posibilidades.
  • Manejarnos en el exterior: con el cepo, muchos argentinos descubrieron las bondades de pagar con tarjeta. Pero antes del mismo también era muy bueno pagar nuestras compras y consumos con el plástico y no llevar tanto efectivo. Además, mucha gente opta por pagar en dos o tres pagos sus consumos en el exterior una vez que recibe el resumen.
  • Pago de servicios y facturas por débito automático: te ahorrará muchísimo tiempo y podrás decirle adiós a las interminables colas.
  • Ahorro con la tarjeta: muchos bancos dan la posibilidad de ahorro debitándote una suma a modo de cuota, que irá a un fondo de ahorro común. Esta posibilidad tenés que consultarla con los diferentes bancos, pues no todos la tienen.
  • Acumular puntos o millas que después podes canjear.

No sirven para:

  • Comprar comida: básicamente la tarjeta debe financiar la compra de Bienes Durables y no aquellos que se consumen rápidamente y que más adelante su financiación será un problema. Salvo que estés juntando millas, tratá de no comprar comida porque se te va a hacer una bola de nieve.
  • Llenarse de cuotas: si comprás muchas cosas en cuotas, nunca podrás tener dinero en tu bolsillo para imprevistos o para ahorro.
  • Refinanciar el saldo: en lo posible, pagá siempre el total de la tarjeta,  ya que el pago mínimo puede hacerte entrar en un círculo vicioso del que te será muy difícil salir.

Espero que les haya gustado la nota y que les sirva para hacer rendir mejor su dinero. Después me cuentan.

* Por Estelita Redelico

Estelita RedelicoAbogada y profesora de Economía de la Universidad de Lomas de Zamora (UNLZ) desde 1992. Administradora del blog “Mujeres bellas y sanas”. Brinda cursos de “Cómo hablar en público”. Trabajó en el Diario La Unión (Lomas de Zamora) como periodista independiente. 

www.mujeresanasybellas.blogspot.com
www.facebook.com/pages/Mujeres-bellas-y-sanas/121870754523408

Deja un comentario