Fragancias Fragancias Femeninas Notas

Signorina Sweet Stories: el cuadro perfumado

Salvatore Ferragamo presenta una serie de tres historias creativas y emocionales, por la food writer Csaba dalla Zorza, que transforman los ingredientes en rastros impalpables suspendidos entre olfato, estética y maravilla.

Hoy presentamos en exclusiva, «El cuadro Perfumado», protagonizada por Signorina Eleganza.

«Colgó Eleganza en su habitación privada y, admirándola, veía refinamiento, bondad y gusto por el estilo.»

Signorina-Eleganza

En Florencia, la calle de los pintores era un lugar para hombres. Las puertas de los estudios donde se exponían los lienzos coloridos colgados en ese punto justo por manos sólidas y estriadas por la pintura, daban a la calle, emanando un fuerte olor a tempera y óleo. Esta sucesión de manchas, voces y colores intensos se interrumpía en un punto, donde la calle se ensanchaba ante la puerta de la única mujer pintora del barrio, enfrente de un gran almendro. Lo rodeaba una verja dorada y se decía que lo había llevado a Toscana una princesa fenicia.

stories_eleganza

La Signorina trabajaba con el caballete situado a la sombra del almendro en flor. No podía pasar desapercibida: su cabello era del color del oro, su vestido color almendra y sus cuadros perfumados con fugaces aromas de peras doradas por el sol. De la punta de su pincel afinado, emergían trazos leves, refinados y elegantes, que parecían apoyarse en la tela casi sin tocarla mientras se iban dibujando motivos abstractos. Era la única que no copiaba los paisajes de la hermosa ciudad de Florencia. La única que seguía produciendo en sus cuadros imágenes tan leves que en algunos momentos parecían transparentes. Las cubría con un ligero polvo de oro perfumado y las dejaba secar al sol, para que deslumbrara, con su sencillez, a los que pasaban.

Signorina-Eleganza-12

Un día una mujer se detuvo bajo el almendro fenicio y le preguntó qué estaba pintando. La Signorina contestó: “pinto Eleganza” y le mostró el cuadro. Lo que la mujer vio le hizo enamorarse al instante de aquella obra, y quiso inmediatamente que fuese suya.. Colgó Eleganza en su habitación privada y, admirándola, veía refinamiento, bondad y gusto por el estilo. Belleza sin excesos, sutil, como la punta del pincel de la pintora bajo el almendro.

Signorina-Eleganza

Acerca de Signorina Eleganza

Signorina Eleganza es una rica creación que celebra el lado más seductor y femenino de la mujer.

Las notas frescas creadas de la unión de Toronja y Pera producen una mezcla vivaz y estimulante. El polvo de almendra con sus notas delicadas e intensas, se combinan con los pétalos dorados del osmanthus para otorgar un toque de extravagancia al corazón de la esencia. Las notas de fondo de pachuli y piel blanca, envuelven la fragancia y dejan una sensación suave y sensual en la piel.

Familia Olfativa: Floriental Chypre

 

 

Deja un comentario