Notas

Lo que hay que saber sobre uñas y hongos*

El láser es la opción más eficaz al momento de tratar los hongos en las uñas. A través del calor que se aplica en la zona, el láser elimina la célula que los reproduce. La Dra. Bermejo aconseja qué hacer y qué no para evitar su aparición.

Usar un calzado muy cerrado en forma permanente, sin ventilarlo; no secar bien los pies; andar descalzo en bordes de pileta; cortarse las uñas o hacerse la pedicuría escarbando más allá de lo necesario, son algunos de los factores que predisponen a la aparición de hongos en las uñas.

La Dra. Irene Bermejo, médica dermatóloga, explica que “es imprescindible una consulta con el especialista, ya que los hongos de las uñas de los pies son difíciles de erradicar. En forma casera se puede ventilar y airear los pies cambiando el calzado diario, dejando el calzado del día anterior en lo posible a la luz del sol y ventilando por 24 horas. Es aconsejable lavar y secar los pies con cuidado y, en caso de predisposición a padecerlos, realizar baños de agua y sal o con bicarbonato, 2 o 3 veces por semana”. Al no tratarse, los riesgos pueden ser el padecimiento de deformidades sobre las infecciones bacterianas, mal olor o dolor.

Tanto en las uñas del pie como en las de las manos, se pueden detectar dos tipos de hongos, “Candida” y “Dermatofito” y el aspecto clínico de ambos es diferente. El Candida siempre aparece como si fuera una mancha de aceite, presenta un color amarillento, se aloja debajo de la uña y la despega. En general aparece desde la punta hacia adentro. En cambio, los Dermatofitos dan un aspecto de “uña apolillada”, engrosada, opaca, la uña se ve como si estuviera deshecha.

Tratamiento

El tratamiento médico para hongos consiste en la ingesta de antibióticos o aplicación de cremas. Sin embargo, al ser extensos, muy pocos pacientes los llevan a adelante o la medicación no es bien tolerada por algunos. Gracias a los desarrollos tecnológicos aplicados a la medicina y a la estética, existe otra alternativa, que es el tratamiento láser. Éste consiste en la aplicación del láser N-YAG 1064, de alta frecuencia de pulsos, que genera un aumento específico de la temperatura en la región tratada, y rompe la espora (célula reproductora) del hongo. El tratamiento es indoloro y en dos o tres sesiones, según el caso, puede erradicarse el hongo. Los resultados aparecerán a medida que se renueva la uña. El paciente va a notar que la uña nueva nace sana y rozagante.  En las manos se produce la renovación total en aproximadamente 6 meses, en los pies se renueva en aproximadamente 12 meses.

*Por Dra. Irene Bermejo-Dermatóloga – MN 60438

Más información

www.irenebermejo.com
4786-6512 / 0810-888-2376
Juramento 1805 5º A, CABA.

Acerca de la Clínica de la Dra. Irene Bermejo

La Dra. Irene Bermejo es médica dermatóloga, directora de la Clínica que lleva su nombre. Obtuvo su título de Médica en la Universidad Nacional de Buenos Aires, especializada en Dermatología, con una destacada trayectoria en el servicio de Dermatología del Hospital Durand. Miembro Titular de la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD).  La clínica reúne a profesionales de distintas disciplinas: dermatólogos, nutricionistas y el mejor staff de cosmetólogas y cosmiatras, terapistas corporales y kinesiólogos en una armónica combinación de medicina, estética y la calidad de vida para los pacientes. En la actualidad alrededor de dos mil pacientes consultan mensualmente alguna de las especialidades de la Clínica.

Deja un comentario