Cuidado de la Piel

La piel en invierno ¿Cómo cuidarla?

Cuidado de la Piel en Invierno

Con la llegada del frío la piel está expuesta a cambios bruscos de temperatura (calefacción, viento, etc.), produciendo resequedad y deshidratación. Además, se produce una disminución de la circulación, y con ésta el empobrecimiento de la absorción de nutrientes y oxígeno, debilitando la piel y su capacidad de regeneración.

El cuidado de nuestra piel es importante durante todo el año, pero hay épocas en que debemos intensificar los tratamientos para recuperarla y preservarla saludable.

“En el invierno, los efectos de deshidratación y resequedad son tan elevados como en verano y muchas personas no lo perciben. La firmeza, elasticidad y capacidad de recuperación de la piel, dependen básicamente de las características de la dermis y el tipo de piel”, afirma la Dra. Lelia Nudelman, directora Médica del Laboratorio Carthage.

¿Qué ocurre con cada tipo de piel?

Piel grasa: presenta una textura gruesa, es húmeda y oleosa. Es menos propensa a la formación de arrugas y es la más resistente a los efectos de los agentes externos. Por ello, suelen ser las que menos sufren el clima invernal. 

Piel mixta: se la denomina así porque posee diferentes biotipos. Es decir, que en las zonas de la frente, nariz y mentón suelen verse con grasitud, mientras que el resto del rostro posee resequedad e irritación. Este tipo de piel suele sufrir consecuencias más cercanas a la piel seca que a la grasa.

– Piel seca: este tipo de piel se desarrolla como consecuencia de una disminución en el contenido de agua del estrato córneo, dificultando dicha función barrera. En invierno aumenta la posibilidad de sequedad cutánea presentando aspereza, descamación, pérdida de flexibilidad y elasticidad, grietas e hiperqueratosis.

Piel sensible: al igual que el anterior caso, es un tipo de piel que también sufre mucho los efectos del frío o calor. Además de padecer los síntomas de resequedad, se enrojece con facilidad e intensidad. Su sensibilidad la hace muy vulnerable frente a los agentes externos y los malos hábitos, debido a su debilitado sistema de defensas naturales.

Tres pasos sencillos para mantener la piel en invierno

  1. Retomar la rutina de limpieza: volver a la rutina de limpieza facial para liberar la piel de la fina capa de grasa, células muertas, polvo y residuos de maquillaje.
  1. Tonificar: incorporar una loción tónica dentro de la rutina, ya que refresca la piel y afina los poros sin resecarlos. Y lo más importante, prepara la piel para recibir los productos hidratantes y nutritivos.
  1. Reparar y nutrir: luego de limpiar y tonificar es necesario incorporar una dosis de hidratación y nutrición a la piel. Existen productos por tipo de piel, edad y momento del día, que brindan una solución especializada, previenen el envejecimiento cutáneo y ayudan a la regeneración celular.

¿Qué cremas se recomiendan usar en invierno?

Una rutina diaria de limpieza, hidratación y nutrición de la piel son pasos necesarios y previos a cualquier tratamiento especializado, puesto que, además de brindar una acción antiedad mayor, mejoran el beneficio específico de los productos que apliquemos después.

Los productos

  • Avon Care – Crema facial extra hidratante rosa mosqueta: formulada con extractos de Rosa Mosqueta y Camelia, enriquecida con ingredientes de origen natural que mantienen la piel del rostro suave e hidratada y mejora la textura de la piel. Está dermatológicamente testeada y no obstruye los poros. Precio: $26,99.

Avon Care - Crema facial extra hidratante rosa mosqueta

  • Avon Care Family – Loción Hidratante Corporal para toda la familia: formulada con Extracto de Manzanilla y Avena. Beneficios: proporciona una hidratación instantánea y deja la piel suave durante todo el día. Con textura ligera, se absorbe rápidamente sin dejar la piel grasa.Adecuado para todos los tipos de piel incluyendo piel sensible. Hipoalergénica. Dermatológicamente probada. Precio: $41,99.

Avon Care Family - Loción Hidratante Corporal para toda la familia

  • Suero Revitalizante con Caviar de Carthage: tiene una acción reafirmante, hidratante y revitalizante de la piel. Sus principios activos: ADN Marino, Artemia Salina y Polifenoles antioxidantes, además del Caviar, actúan regenerando los elementos intracelulares. Es ideal para usar como tratamiento diurno, ya sea antes de la crema base (hidratante), o solo antes del maquillaje. Se utiliza en todo tipo de pieles. Precio: $150.

Suero Revitalizante con Caviar de Carthage

¿Qué tratamientos se recomiendan para hacer en invierno?

Una vez que la piel esté en condiciones, es bueno iniciar un tratamiento que combata las manchas progresivas y favorecer la producción de colágeno y elastina, ayudando a la piel a recuperar brillo y tonicidad. El efecto del láser es duradero y muy efectivo en recuperar la juventud de la piel, comenta la Dra. Marta Tielas, directora del Centro Médico AEGYNA.

  • Luz pulsada: produce un rejuvenecimiento facial, iluminación del rostro, eliminación o aclaramiento de manchas, mejora el aspecto, incrementa la formación de colágeno y elastina, retardando el envejecimiento de la piel. Se recorre el rostro con las luces, absolutamente indoloro y sin ninguna secuela posterior. Sin enrojecimiento ni irritación alguna. En la mayoría de los casos se recomiendan 5 sesiones. Costo por sesión: desde $300.

Asesoraron: Dra. Lelia Nudelman, directora Médica del Laboratorio Carthage y Dra. Marta Tielas, directora del Centro Médico AEGYNA.

Más información

www.avon.com.ar
www.carthagebeauty.com
www.aegynalaser.com

Deja un comentario