Cuidado de la Piel

Con Dermaglós decí ¡chau! a las manos secas

En invierno, el frío y la calefacción pueden resecar nuestra piel dejándola tirante y seca; y nuestras manos no están exentas de esas agresiones, sino que son una de las áreas más vulnerables.

La creencia de que en invierno la hidratación no es tan importante como en verano, es un gran error: en invierno nuestro cuerpo también necesita que le demos “de beber” y la piel de nuestras manos lo refleja especialmente: se agrieta, se enrojece y la sentimos áspera. Hay que tener en cuenta que son una de las zonas del cuerpo más expuestas, ya que las usamos constantemente y es por eso que debemos cuidarlas especialmente, para preservarlas.

¿Cómo evito que mis manos se sequen?

Es muy importante que prestes especial atención a la humectación de tus manos en esta época, así como incorporar ciertos hábitos que evitarán que tus manos sientan el impacto del invierno:

Usá crema hidratante día y noche: durante esta época es muy importante que apliques una crema hidratante y nutritiva y con filtros solares que aporte protección ante las agresiones del frío y sus consecuencias. Aplicala mediante un masaje dedo por dedo, para que llegue a toda la superficie de la piel y active tu circulación. ¡No te olvides de las uñas!

En este paso, la Crema Hidratante para Manos y Uñas con FPS Dermaglós es una buena aliada porque ayuda a prevenir o restaurar las grietas producidas por las bajas temperaturas gracias a sus siliconas que generan una película protectora que previene las deshidratación de la piel. Además, previene el envejecimiento prematuro gracias a su fórmula con vitamina E y FPS 15. Cuenta con una presentación de 50 gramos ideal para llevar en la cartera y que el frío no te sorprenda sin protección, y otra de 120 gramos, para tener en casa.

Beber mucha agua: el agua es el hidratante natural más importante e imprescindible para que tu piel no pierda su humedad y pueda afrontar los avatares del frío.

No te olvides de los guantes: los detergentes para lavar la vajilla y los artículos de limpieza en general suelen ser muy abrasivos y dañan la piel de tus manos. Por eso te recomendamos que siempre uses guantes para manipular este tipo de productos. También es importante que abrigues tus manos con mitones o guantes los días de frío y viento, y cada vez que vas a practicar deportes al aire libre. De esta manera vas a evitar que tus manos pierdan la humedad necesaria y en consecuencia no se sequen.

Manicuría semanal: es parte del cuidado de tu cuerpo y no tiene por qué finalizar obligatoriamente con un esmalte de uñas. Además, te ayudará a prevenir el endurecimiento de la piel a los costados de las uñas, y las potenciales  lastimaduras y quiebres de uñas que esto puede generar. Lo principal es hacer una limpieza frecuente con un cepillo de cerdas suaves, cortar las uñas, limarlas en un solo sentido para no astillarlas, separar las cutículas hacia atrás y siempre que sea necesario recortar delicadamente con un alicate de cutículas.

Pero ¡la culpa no es solo del frío!

El invierno también trae enfermedades respiratorias contagiosas, y junto a ellas todas las recomendaciones sobre lavado de manos frecuente y geles antibacteriales para prevenirlas. Todos estos son factores que se suman para secar y deteriorar la humectación adecuada de nuestras manos.

El uso del alcohol en gel es una costumbre que llegó hace unos años y se instaló en la rutina de la gente, junto a la sequedad que produce el mismo y las lesiones como eccemas y grietas. Entonces, ¿qué podemos hacer para prevenir las enfermedades sin que nuestras manos sufran?

Lavados Suaves: Un elemento a tener en cuenta es utilizar un jabón con ph neutro ya que si hacemos un cambio en nuestra piel hacia la alcalinidad o acidez excesiva, pueden provocar irritación o sequedad. Los mejores jabones son los de glicerina o los hipoalergénicos, porque irritan menos tu piel. Te recomendamos enjuagarte con abundante agua tibia y secarte cuidadosamente las manos para que no queden húmedas, así evitás la aparición de bacterias.

Por otra parte, evitá el uso del alcohol en gel en forma excesiva. Tratá de utilizarlo únicamente cuando estés fuera de casa y no tengas acceso a un lugar para lavar tus manos.

No es difícil lograr manos suaves en invierno y prevenir su resecamiento adoptando estos consejos e incorporándolos a la rutina. ¡La prevención es siempre la mejor alternativa!

Asesoramiento:

Dra. Mónica Maiolino – MN86473 MP444334

Médica dermatóloga, Médica asesora de Dermaglós, Miembro de la Sociedad Argentina de Dermatología, Miembro del Colegio Iberolatinoamericano de Dermatología, Miembro de Solapso

Crema Suavizante para Manos y Uñas Dermaglós

La Crema para Manos y Uñas con FPS Dermaglós es una crema hidratante de acción suavizante que brinda un cuidado integral a manos, uñas y cutículas, gracias a la acción equilibrada de sus componentes: Siliconas, Vitamina E. Además, su fórmula contiene fórmula FPS 15, uno de los factores de protección solar más altos de la categoría y un componente fundamental para prevenir la aparición de manchas en la piel de las manos.

Crema Suavizante para Manos y Uñas Dermaglós

Precios:

  • Dermaglós Manos y Uñas x 50 gr: $ 47,20
  • Dermaglós Manos y Uñas x 120 gr: $ 73,04

Dermaglós cuenta con una línea de productos hipoalergénicos para el cuidado facial diario y para cada tipo de piel (Normales, Mixtas a Grasas y Secas a Muy Secas). Fórmulas hidratantes, nutritivas, de limpieza y tonificantes, que brindan todo lo necesario para cuidar la piel de las mujeres en cada etapa de su vida. Y ahora también, para el cuidado del contorno de los ojos. Todos los productos Dermaglós son elaborados siguiendo los máximos estándares nacionales e internacionales de calidad, y están dermatológicamente testeados.

Más información:
www.dermaglos.com

Deja un comentario