Cuidado de la Piel

Bagóvit A Classic: formulada para cuidar la piel de toda la familia y en especial de las futuras mamis

BAGOVIT A CLASSIC

Bagóvit A Classic es el producto insignia de Bagó, siempre vigente con su formulación rica en vitamina A, es altamente nutritiva e hipoalergénica. Permite la natural regeneración celular. Su exclusiva fórmula hipoalergénica, rica en vitamina A, contribuye a mejorar el aspecto de la piel dañada, quemaduras y grietas del pezón. También durante los períodos propensos a la formación de estrías como el embarazo y la adolescencia.

BAGOVIT A CLASSIC

La vitamina A interviene en la formación y reproducción de las capas de la piel, facilita su adhesión, equilibra el metabolismo, favorece la reparación de células dañadas y las repara. Se la llama la vitamina de la matriz cutánea y es uno de los elementos más activos en la  prevención del envejecimiento. Todas las células de la piel dependen de esta vitamina para su proliferación y su posterior descamación.

Bagóvit A Classic se recomienda para el uso de toda la familia, y puede ser aplicada diariamente tantas veces como sea necesario sobre la zona deseada, con suaves masajes para facilitar la penetración y absorción.

Todo acerca de la vitamina A

1. ¿Por qué se llama comúnmente a la vitamina A “la vitamina de la piel”, en qué procesos de la  piel  interviene y cuáles son sus atributos y beneficios?

La vitamina A interviene en todas las funciones esenciales de los epitelios (piel, mucosa oral, conjuntivas, mucosa genital). La piel está formada por varias capas de células superpuestas y adheridas entre sí como una pared de ladrillos. Comienza a formarse desde la capa más profunda o basal y las células van migrando hacia la capa más superficial o estrato córneo para desprenderse en forma invisible. La vitamina A interviene en la formación y multiplicación de las capas de células, facilita su adhesión, equilibra el metabolismo, favorece la renovación celular y repara las dañadas.  Se la llama la vitamina de la matriz cutánea y es  uno de los  elementos más activos en la  prevención del envejecimiento. Todas las células de la piel dependen de esta vitamina para su proliferación y su posterior descamación.

La acción superficial de la  vitamina A mantiene el grosor de la piel, la suavidad y tensión, protegiéndola de las agresiones ambientales y de las infecciones. Además, favorece la hidratación al estimular la producción de moléculas que retienen agua. La acción profunda incrementa la síntesis de colágeno manteniendo la turgencia y elasticidad cutánea, favorece la reproducción de las células que dan estructura (queratinocitos) y pigmentación (melanocitos) a la piel. Compensa al adelgazamiento propio de la piel con la edad y protege del daño solar disminuyendo la aparición de arrugas finas debidas a la exposición a la luz del sol.

Tiene un rol importante en la cicatrización de heridas superficiales y profundas. Al mantener las capas de piel unidas y activas protege de las infecciones cutáneas. Para cumplir estas funciones la Vitamina A se va transformando en la piel en metabolitos y derivados que actúan en diferentes áreas Hay uno para cada función y sus efectos se suman y potencian. La vitamina A  no debe confundirse con sus derivados con acción farmacológica como el ácido retinoico o la tretinoína. Estas son sustancias distintas de la vitamina A, con propiedades diferentes  Se usan en el tratamiento del acné y otras enfermedades de la piel.

2. ¿Qué provoca en nuestra piel la falta de vitamina A?

La vitamina A no puede ser fabricada por nuestro organismo y debe ingerirse en la dieta diaria. Una alimentación balanceada en vegetales y carnes provee suficiente vitamina A para el mantenimiento de la salud. La carencia de ésta puede verse en personas desnutridas o con enfermedades crónicas.  En la piel produce afinamiento, pérdida de turgencia y elasticidad y resecamiento intenso con formación de escamas. Una piel con escasa vitamina A tiende a secarse y a descamar, es áspera, opaca, se arruga y envejece rápidamente En algunas personas puede haber picazón de diverso grado, ardor y sensación de tirantez.

3.  ¿Cuáles son las dosis recomendadas?  

Una persona sana no necesita consumir vitamina A fuera de su dieta. La indicación la debe dar el médico en las situaciones que correspondan. No debe ingerirse vitamina A en forma de cápsulas sin indicación médica, ya que se acumula en el organismo y es difícil de eliminar. La hipervitaminosis o exceso de vitamina A produce un cuadro de intoxicación grave. Tener la piel seca no significa tener carencia de vitamina A en todo el cuerpo, sino que hay en déficit localizado en la piel que se puede compensar con una crema.

4. ¿En consulta dermatológica, en qué casos se recomienda su uso y en qué tipo de presentación y vehículo?

Se recomienda en las personas que constitucionalmente tienen piel seca en cualquier sector o en los que tienen la piel resecada por causas ambientales (viento, sol, calefacción, frío, climas muy secos). También se usa como colaborador en los tratamientos antiage o de cicatrización de heridas. Puede aplicarse en  cremas, emulsiones o lociones en una o más aplicaciones diarias. 

5. ¿Las formulaciones de cremas tienen algún tipo de contraindicación?

Habitualmente la absorción de vitamina A a través de la piel es mínima y la cantidad que llega la circulación sanguínea no alcanza para tener efectos tóxicos aunque se coloquen grandes cantidades de crema. Ésto es válido para la vitamina A (retinyl palmitato) en las concentraciones de venta libre, pero no para su derivado (ácido retinoico) que debe ser dosificado por el médico.

Más información
www.bagovit.com.ar
www.facebook.com/bagovit 

1 Comentario

Deja un comentario