Fragancias Notas

Aprendé a leer los secretos del perfume para encontrar tu fragancia

El perfume es un vestido olfativo que devela la personalidad, el carácter y las emociones de cada uno.

A continuación, Pigmento te cuenta seis tips que debés tener en cuenta:

1-   Saber lo que nos gusta: en primer lugar, tenés que ser capaz de definir los olores que te gustan. Un perfume puede ser floral, afrutado, ambarino, amaderado. A menudo, es difícil decidirse por uno. Los criterios varían según la piel, las emociones, los recuerdos y la personalidad. 

2-   Probá tu perfume: una fragancia para cada piel. El efluvio varía según el tipo de piel, ya que la epidermis tiende a transformar las características de una fragancia. Para saber si te conviene un perfume, probalo en las zonas donde se toma el pulso (cuello, puño) y esperá media hora. Es así como vas a descubrir la verdadera personalidad de un perfume, su estela y cómo te sienta. No es aconsejable probar un perfume en el dorso o en la palma de la mano. Tampoco vaporices la fragancia cerca de joyas ya que el metal acidifica la piel al entorno de contacto.

3-   Entender las notas de un perfume: un perfume posee una estructura concebida en forma de pirámide olfativa dividida en tres partes: las notas altas (las que se perciben desde la vaporización, frescas y volátiles), las notas medias o corazón del perfume (más voluptuosas, aparecen al cabo de 10 minutos) y las notas bajas (pesadas y tenaces, son las que fijan el perfume). Uno conoce el verdadero olor de un perfume una hora después de aplicarlo, cuando todas las notas salen a la luz.

4-   Elegir la fórmula adecuada: Eau de Toilette, perfume, agua fresca… No siempre es fácil elegir la fórmula que mejor se adapta a nosotras. Es necesario saber que el Eau de Toilette es ideal para usarlo a diario, ya que deja una estela discreta. También, van bien las lociones, ya que perfuman delicadamente la piel. Para una fragancia más intensa, elegí un Eau de Parfum o incluso un perfume, un auténtico fondo de armario que te vestirá toda la noche.

5-   Perfumarse en el lugar adecuado: el perfume es un artículo de seducción, y para que éste haga efecto, usalo en las zonas indiscretas: cuello, nuca, escote, detrás de la oreja y en la parte interna de la muñeca, siempre teniendo en cuenta que un perfume debe revelarse con sutileza. Dos o tres pulverizaciones son suficientes para oler bien el resto del día.

6-   Conservar el perfume: al perfume no le van bien ni la luz, ni las variaciones de temperatura, ni el calor. Conservalo en su embalaje original. Un perfume bien conservado tiene una vida de entre 2 y 5 años. Un frasco sin abrir puede conservar el aroma durante años. Sin embargo, el color del perfume puede sufrir modificaciones, lo que no significa que la fragancia se haya alterado.

Perfumerías Pigmento, que este año festeja su décimo aniversario, es una empresa 100% nacional que nació de la unión de 6 perfumerías, como respuesta imaginativa ante los cambios generados en materia de retail y comercialización durante los años 90 y a la fuerte crisis del 2001. En la actualidad, cuenta con 52 puntos de venta en Capital Federal y Gran Buenos Aires, y la más amplia gama de productos de perfumería, cosmética, higiene personal y tocador, trabajando con las marcas nacionales e internacionales más reconocidas.

*Dossier Informativo Especial Perfumes: ¿cómo elegirlos? por el Equipo Especializado de Cadenas de Perfumerías Pigmento.

Deja un comentario